Comunicación efectiva

9 04 2015

Cuando las organizaciones y sus líderes comunican de manera efectiva, se produce un mayor compromiso de los empleados, con el consiguiente impacto positivo en el rendimiento. Nada nuevo hasta aquí; sin embargo, un estudio realizado por la consultora Watson Wyatt, para determinar el impacto de una comunicación efectiva, me da pie a ciertas reflexiones, y escribir este artículo, al sacar a la luz que las compañías que mejor puntúan en comunicación efectiva son buenas en 3 áreas específicas: valentía en afrontar y enfrentar de forma continuada las preocupaciones de sus empleados. Innovación, en la forma de ajustar las dificultades de los equipos a las condiciones del mercado, y un progreso continuado en el método, una disciplina en la ejecución. De esta forma valentía, innovación y método se convierten en valores relevantes para una comunicación efectiva. Veamos algunos argumentos:

Valor. Watson Wyatt, lo define como “ decir las cosas tal como son”, es decir: ser claro.

Y es que la comunicación es atreverse a llegar hasta el fondo; desvelar esos pensamientos ocultos que resultan nocivos, y ante los que los demás son ignorantes puesto que los desconocen.

A menudo, tendemos a evitar las malas noticias, algo que a la larga crea una gran decepción y desconfianza. La mejor manera de construir confianza es mostrar los hechos tal como son. La causa principal por la que la gente abandona su trabajo, o se desmotiva, no es por insatisfacción salarial sino por la relación con sus superiores. Las malas noticias al principio duelen pero es la realidad y saber encarar las situaciones lo que construye madurez y solidez.

Innovación. Crear un entorno favorable para que las personas sean innovadoras es responsabilidad de las organizaciones.

Si quieres algo nuevo, no puedes seguir haciendo las cosas igual. Eso lo hemos oído numerosas veces, pero realmente ¿quiénes lo llevan a cabo?. Las organizaciones deben sentirse bien dejando a un lado lo que están acostumbradas a hacer, para explorar territorios nuevos, animando a sus empleados a hacer lo propio. La innovación no debería estar restringida a productos o servicios sino ampliarse a todo el ámbito del negocio, lo que incluye, indudablemente, a sus equipos. Comunicar en abstracto una visión, abrir ventanas de posibilidades, contribuye a fomentar un modelo de pensamiento innovador. La innovación es un resultado al que se llega cuando el clima y el entorno es favorable a ello.

Método. La importancia de fijar una dirección, establecer un rumbo claro, y dejar que los empleados lo vayan asimilando.

Ser constantes en informar y comunicar de forma regular funciona como el radar de un barco. Con las fluctuaciones y cambios en los mercados, la necesidad por saber lo que sucede es muy alta; desde correos de la dirección, encuentros con instituciones, resultados, video mensajes de personas clave o influyentes, temas relevantes para los empleados… Todo sirve para mejorar el nivel de satisfacción y confort de los empleados, y también para conocer el estado de la organización. La comunicación es fundamental, y su maquinaría debe ser muy eficiente y constante para conseguir ir en la dirección correcta.

Hoy en día todas las organizaciones saben de la relevancia de la comunicación, y tienen al frente a profesionales que ejercen de forma excelente esa labor utilizando todas las herramientas a su alcance. Sin embargo, la asignatura más difícil es que la comunicación se convierta en una herramienta eficiente para personas y equipos, es decir, para las relaciones. Ayudar a los líderes a manejar con eficiencia la comunicación con sus colaboradores es una tarea donde las organizaciones deben poner un mayor énfasis, y el coaching y la formación en habilidades de comunicación y liderazgo pueden resultar excelentes herramientas para mejorar, aunque el punto de partida, sin duda, es la actitud.

La actitud de querer que las cosas sean diferentes siendo claros en las directrices, algo que generará mayor confianza en el equipo; la actitud de confrontar diferencias desde el debate, y no desde querer tener razón, lo que propiciará un clima de autenticidad y poder escuchar todas las voces. La actitud de compromiso mediante la aceptación de las decisiones clave, lo que generará avanzar sin vacilaciones. Y la actitud de responsabilidades mutuas. Rigor no sólo por lo propio sino por lo que hacen los demás, y que impacta en el resultado final.

La comunicación es un elemento indispensable en una organización pero no olvidemos que los canales que utilizamos para ello son tan sólo el medio. Es el emisor quien ha de saber cómo comunicar de forma efectiva, procurando que la comunicación sea un vehículo para construir y mantener un equipo sano y funcional. El mayor impacto no es lo que comunicamos sino cómo y desde el lugar que lo hacemos.

¿Cómo de claro comunicas?
¿Qué clima propicia tu forma de comunicar?
¿Cómo de constante y metódica es tu comunicación?

 

Esther Lobo
Consultora | Formadora | Coach


Acciones

Information

One response

9 04 2015
Victor Moran Iglesias

Me ha gustado mucho. Lo compartiré

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: