Ideas para una vida más plena

4 03 2014

9-better-than-you-thinkLa base para el éxito (entendiéndose como el resultado de sentirnos satisfechos) no es un conjunto de logros o una combinación de factores externos; es un estado mental. El éxito es una actitud que parte de unas creencias profundas y de unos pensamientos poderosos. Porque lo que crees y piensas sobre la vida determina como te sientes (tu actitud), las cosas que haces (tu comportamiento) y lo que consigues (el resultado final).

 

 

Hay muchos ejemplos de gente con éxito y el denominador en todos ellos podría ser la aplicación de una serie de creencias comunes que conducen a un mayor éxito en la vida, con independencia de la profesión o pasión que cada cual tenga.

Ahí van algunas pistas prácticas que contribuyan a mejorar nuestras vidas:

1.  “Los problemas que afronto son oportunidades”

Los problemas y los retos que surgen no están para paralizarnos. Su propósito es sacar hasta la superficie nuestra implicación y, con determinación, ponerla al servicio de nuestra vida.

A menudo, los retos más complicados son los que proporcionan mayores diferencias positivas. Las situaciones donde se dan los problemas más grandes son donde subyacen también las mayores oportunidades.

La única pregunta que hay que hacerse en esa situación es: ¿estoy dispuesto a hacer lo que toca?

2.  “Lo importante es que resulte valioso”

En vez de luchar o reaccionar a la primera de cambio, piensa que competir y demostrar resulta algo irrelevante para ti. Céntrate en lo que haces, y hazlo de forma que te sientas orgulloso de ello. Incorpora el hábito de dar valor a las cosas que haces, y no sentirás la necesidad de querer entrar en la comparación y en lo que hacen otros.

Para resultar totalmente efectivo sé sincero y colaborativo. Encuentra  satisfacción y plenitud en marcar la diferencia y camina hacia delante en tu vida, día a día.

3.  “No puedo prever todo, y eso es bueno”

Hay un gran diferencia entre permanecer alerta o asustado.

Son muchas las ventajas de planificar previendo lo que pueda suceder y prepararse para ello. Sin embargo, no hay razón para paralizarse preocupándose y dando vueltas a las cosas porque siempre se dispone de recursos que salen a flote, incluso en los acontecimientos más inesperados.

Y no importa lo bueno que seas planificando porque no todo puede preverse, y eso puede resultar algo bueno. A veces un obstáculo te obliga a cambiar de dirección y a escoger otro camino donde igual aparece la gran oportunidad de tu vida.

4.  “Mis miedos a veces son un indicador de que algo merece la pena”

No tengas temor a tus miedos. Tus miedos no están ahí para asustar sino para indicarte que algo que estás pensando o considerando hacer puede merecer la pena.

Si siempre sientes miedo significa que hay un montón de cosas que merecen la pena –y es un montón de buenas opciones llamadas oportunidades. Es hora de escoger una y probar.

5.  “Emociones y objetivos deben ocupar su propio espacio”

Sólo porque alguien te diga que no puedes hacer algo vas a dar cabida a esa opinión permitiendo se convierta en válida. Si pasas mucho tiempo reaccionando y respondiendo a todo el mundo puedes perder tu propio rumbo en la vida. Todas esas opiniones, problemas y deseos ajenos pueden terminar por dominar el curso de tu vida. ¡Atento!

Así que, ponte en pie ahora mismo, y di en voz alta: “Es bueno y necesario identificar lo que quiero para mi  y en mi vida”. Si vives de acuerdo a está declaración, podrán sucederte cosas increíbles en tu vida.

6.  “Mi tiempo es sagrado”

Quizás puedas permitirte postergar cosas. Quizás para ti hay un mañana. Quizás para ti hay cientos, miles de mañanas o más. Quizás tienes mucho tiempo por delante para permitirte malgastarlo sin perder el sueño. Quizás hay toda una vida llena de minutos que puedes permitirte perder. Quizás…

Pero quizás no. Para algunos de nosotros –quizás también para ti o para alguien que quieres – sólo existe hoy. Y la única verdad es que no sabemos lo que va a sucede. Así que mejor aprovecha tu tiempo y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

7.  “Resultados positivos son producto de acciones positivas diarias”

Tu religión consiste en saber cómo pasar la mayor parte de tu tiempo –lo que haces y piensas  a diario. Haz algo que te haga sentir orgulloso. Empieza a predicar con el ejemplo cumpliendo lo que dices. Haz tu plan estratégico. ¡¡¡HAZ COSAS QUE TE RESULTEN IMPORTANTES DISFRUTAR!!

Para cambiar no es necesario que empiece un Nuevo Año; todo lo que necesitas lo tienes a tu alcance hoy. Convierte este momento en el comienzo del cambio marcando esos hábitos diarios que quieres introducir en tu vida para que mejore y sea más dichosa.

8.  “La perfección es una irrealidad”

Para evitar ir con una carga enorme sobre los hombros que nos dificulte caminar por la vida, es fundamental establecer la diferencia entre realizar esfuerzos saludables o esfuerzos perjudiciales, al pretender hacer las cosas de manera perfecta. El perfeccionismo dificulta la felicidad y el éxito y es un camino que conduce hacia la ansiedad, la depresión y la parálisis. Y esto también resulta válido para las relaciones…

Juzgar menos y amar más, sería la clave. Las imperfecciones no son sino características. Seguro que no conocerás a una sola persona sin ellas. ¿O es que no conoces a alguien con un montón de imperfecciones a quién aprecias y quieres, y que bien merece la pena? Si tratas de evitar a gente con peculiaridades y defectos el mundo puede resultar un lugar muy solitario para ti.

9.  “Soy 100% responsable de mi vida”

Es fácil culpar a otros de nuestros problemas y nos conduce a muy poco hacerlo. En principio, parece lógico pensar que quiénes han ocasionado los problemas sean los que aporten las solucionen, pero párate un momento y piensa. ¿Realmente quieres dar cabida o responsabilidad futura a las personas que en el pasado fueron la causa de tus problemas?

Para lograr avanzar en tu vida es necesario que te responsabilices totalmente de ella. Esto pasa por dejar en el pasado todo lo que puedas, y aceptar que hay cosas que tendrás que hacer tu mismo. Quizás la vida te ha puesto una prueba inmerecida. En vez de tomarlo como excusa para rendirse, míralo como una oportunidad, un reto para hacerte cargo y dar todo por lo que tienes.  Eres más fuerte y capaz de lo que piensas.

Fuente: pensamientos para el éxito de M. Hack


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: