Todo ahí, esperando que tu lo veas.

13 08 2011

Tras una noche de tormentas, la mañana nos devuelve un sol tímido pero cálido que con su luz atrae el canto de los pájaros que descansan en los árboles y un frescor suave en el aire invita a escuchar sonidos sentada en el jardín mientras colores y olores de tierra húmeda inundan los sentidos.

Qué tranquilidad cuándo uno es capaz de aprender que la vida es  más que intentar conseguir todo, mucho más que pretender ser y hacer de todo.

Cuando podemos parar y adentrarnos en las cosas, una a una, cada cosa en la que podemos enfocarnos en cada momento puede revelarnos la belleza y el milagro de lo que en si mismo es. Tanto si trata de escuchar el diálogo divertido de un niño, o el deleite de saborear una bola de helado de nueces de macadamia, podemos encontrar cuanto buscamos en cosas bien sencillas y simples.

Es la locura por conseguir MÁS, MÁS Y MÁS… lo que en realidad nos aleja del placer de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. ¿Y si nos paráramos un poco? ¿Qué tal si dedicáramos un momento a escuchar nuestra propia respiración y sentirnos bien, así, ahora, tal como estamos?  ¿Y si en lugar de trabajar tan duro por conseguir la siguiente meta trabajas igual de duro por ver la belleza que AHORA tienes delante de ti?

¿Y si decides sentirte REALMENTE, SÍ, REALMENTE bien en este instante, con lo que tienes, con lo que eres, con lo que haces hoy? ¿Puedes imaginártelo?

Intentar con más fuerza sentarse cruzado de brazos justo donde la vida nos coloca en este momento. ¿Si pudiéramos parar y poner toda nuestra atención y escucha como hacemos con un amigo querido y…  preguntar cosas sobre ese momento, qué tipo de cosas serían, qué tiene que enseñarnos o qué tiene que aportarnos este momento…  o qué está pidiendo de nosotros?

La vida puede ser maravillosa justo ahora, en este preciso instante. ¿Te vas a perder la felicidad de lo que ahora se te está ofreciendo por esperar a ser feliz  cuando las cosas sean como tu quieres que sean? Hay felicidad y belleza HOY esperando a que te des cuenta de ello. Esperando a que seamos consciente de ello. Y  mientras buscando… Y  mientras anhelando…. Siempre esperando… ¿Y QUÉ EXACTAMENTE? ¿Hasta cuando vamos a seguir sin querer ver lo que ya es?

Y hablando de belleza, escucha y siente este momento. Mahler. Adagietto, Sinfonía nr. 5.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: