Esos buenos propósitos llamados objetivos

27 12 2010

Palabras, propósitos, deseos, intenciones…  llámalo como quieras; la cuestión es que siempre queremos avanzar y conseguir algo que aun no hemos logrado. Pero, ¿contamos con la motivación necesaria para conseguirlo? De esto se trata, de encontrar el motor que realmente impulsa nuestra acción.  Si tienes algunas dudas, aquí te propongo algunas pautas que seguir,  y algo que no debemos olvidar: EL PENSAMIENTO POSITIVO ES IMPORTANTE PERO LA AUSENCIA DE PENSAMIENTO NEGATIVO, LO ES AÚN MÁS.

Primero, haz un repaso de lo más necesario en este momento en tu vida. De las siguientes facetas: salud, familia y amigos, desarrollo profesional, crecimiento personal, relaciones amorosas, ocio, dinero, entorno físico, cuál es el nivel de satisfacción-consecución en cada una de las áreas, y puntúa de menos (1) a más (10) para ser consciente de ello. Céntrate en las áreas que estén por debajo de 6  y  escoge objetivos para el área más importante para ti en estos momentos.

Formula tu objetivo con tanta claridad que puedas expresarlo en una frase y  que sea afirmativa. No olvides que el objetivo sea realista, específico, medible, alcanzable  y que  resuene emocionalmente contigo.

Es importante que el objetivo se enmarque en tu escala de valores actual. Haz un repaso de cuáles son esos valores porque actuar teniéndolos en cuenta te ayudará a sentir mayor satisfacción con tu vida.  Cierra los ojos, haz una respiración profunda y conecta con lo que hay detrás de ese objetivo, y deja que al pensar en el objetivo salgan palabras que traduzcan las sensaciones que tienes. Esas palabras pueden ser magníficos indicadores que te ayudarán a elegir opciones y decisiones positivas para ti.

Haz una síntesis de lo que el objetivo aportará a tu vida. Qué necesitarías para lograrlo, qué cambiaría cuando lo consigas, cómo encajará con tu entorno; de qué aleja y a qué te acerca… ¿Deseas realmente conseguir ese objetivo, para qué te servirá?

La estrategia para alcanzar el objetivo pasa por revisar antes algunos apartados de tu vida, desde:

  • Espacio actual: libérate de cosas inservibles o que no uses ya.
  • Atento a los “tengo que” no relacionados con el objetivo y desestímalos
  • Pensar y actuar inmediatamente. Si puedes realizar algo de forma inmediata, no pierdas tiempo y hazlo, si no, delega o postponlo pero marca una fecha para realizarlo
  • Acaba asuntos y relaciones que puedan alterarte
  • Elimina los “extra” y libérate de cosas que consumen tiempo y energía innecesaria

Potencia tu objetivo, escribiéndolo, dibujándolo, visualizándolo.

Rompe con patrones que no sirvan y mira a tu alrededor de forma distinta. Cambiar algo significa que tienes primero que cambiar la forma de mirar las cosas:

  • Rescata matices nuevos a los que no has estado prestando atención: un paisaje, un sonido agradable, un sabor, una sonrisa… ejercita esa atención consciente durante veintiún días seguidos para que se incorpore a tus hábitos.
  • Repasa tus capacidades y siéntete orgulloso y agradecido por lo que tienes y has alcanzado. Cuando algún pensamiento antiguo y poco grato aparezca, se consciente , y dirige a tu mente hacia otro sitio: un recuerdo agradable, el olor del mar, el color del cielo, algo que te produzca una sensación agradable.
  • Incorpora el sentido del humor con la espontaneidad, la diversión y el juego

Ahora ponte manos  a la acción. Qué vas a hacer, cuándo y cómo vas a conseguir tu objetivo. Haz una lista de posibles cosas que puedes realizar (no la pienses mucho, lo que salga de forma espontánea) y después escoge la que más te motiva hacer y planifica qué vas a hacer, cuándo y de qué forma y  contempla que necesitarás para llevarlo a cabo (personas, equipamiento, entorno…)  Más que pensar en el resultado, centra tu atención en la realización de la tarea y en disfrutar de ello. Sólo actúa, observa y deja que tu objetivo se manifieste por si mismo.

Una vez conseguido tu objetivo puedes sacarlo mayor partido utilizando un anclaje como recuerdo del logro. Para ello, elige una zona donde fijar la experiencia. Por ejemplo, un dedo, la muñeca… A continuación cierra los ojos y conecta con alguna sensación, imagen, palabra que te sugiera el objetivo logrado y permanece unos minutos sintiendo intensamente y al tiempo presiona la zona elegida durante 30 sg. Y repite ese proceso 3 veces. De esta forma, conseguirás conectar con la sensación de logro -seguridad- siempre que lo necesites.

No te detengas a medida que alcances tu objetivo, expándelo y llévalo a otros espacios de tu vida volviendo a aplicar los pasos del proceso para nuevos objetivos.

Recuerda: “UN SUEÑO SIN ACCIÓN ES UNA FANTASIA, UN SUEÑO CON ACCIÓN ES UNA REALIDAD”


Viaje al fondo del Ser

Se dice que no atraemos lo que queremos sino aquello que somos. El espejo en el que nos miramos en nuestras relaciones:  lo que nos gusta del otro (con lo que nos sentimos identificados)  y lo que nos disgusta (aquéllo que no aceptamos de nosotros). Todos nos sentimos atascados en algún momento de nuestra vida, y nuestros hábitos de pensamiento nos facilitan múltiples excusas para no cambiar y seguir repitiendo los mismos patrones de actuación (eso de “por qué siempre se repiten las mismas historias” o eso de “ qué le voy a hacer, las cosas son así..”  y tantas otras frases hechas…) que nos están limitando pero que nos cuesta cambiar porque hemos aprendido a manejarnos muy bien en esos escenarios y nos hemos construido también una buena armadura.  Es la llamada zona de confort, que de confortable suele tener poco, y donde, además, se instalan las excusas y las quejas. Pero los hábitos e ideas que nos limitan pueden cambiarse como también nuestra realidad y convertirnos en quienes queremos realmente ser. Y digo ” realmente ser”  porque sin quererlo hemos desdibujado con el tiempo nuestra naturaleza más pura para adaptarnos a lo que la sociedad y los demás creemos que esperan de nosotros.
Muchas veces la cuestión de todo reside en desde dónde decidimos mirar la vida y el poder de elección que hacemos en cada momento -cuando no hacemos nada también elegimos. Y desde dónde nos situamos: la carencia o  la abundancia. Desde la alegría o la tristeza. Ser víctima o protagonista. Desde el miedo o desde el amor. Muchas posibilidades,  y dudas también; incluso, sensación de impotencia y saber qué algo habría que cambiar y no saber cómo hacerlo. Sin embargo, lo que nos dificulta poder cambiar no es nuestra incapacidad sino la creencia de que eso es así y no se puede hacer nada. La buena noticia es que las creencias se pueden llegar a cambiar siendo consciente de ellas y actuando  -el conformismo y la pasividad están contraindicados- Situarse en una perspectiva de compromiso con uno mismo, de querer cambiar aquello que no nos gusta, o no nos sirve ahora, y dirigir nuestra mirada hacia lo que nos gustaría conseguir, es el principio. Desde luego requiere trabajo y compromiso; ya lo dice el refrán: quién algo quiere, algo le cuesta, pero la recompensa es tan valiosa que el trabajo merece la pena.

El coaching es un camino de transformación. Es elegir no conformarse y querer avanzar. No es una terapia, es una toma de consciencia para encontrar lo que necesitas saber , y que está dentro en ti.  Mi elección, deseo y compromiso es ayudarte a encontrar respuestas, y acompañarte, apoyarte en el viaje y disfrutar juntos de la travesía. Los viajes en compañía son mucho más entretenidos y enriquecedores. A mi me encanta viajar, ¿quieres acompañarme?

Mi propuesta es ir contigo hasta donde tu quieras que te lleve con mi meta puesta en que el viaje merezca la pena y que puedas convertir tu vida en un diez.



Acciones

Information

One response

27 04 2011
Maria Conde Custodio

Me encanta viajar contigo¡¡, lo haces fácil y agradabe¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: